Imprimir

La exhibición medita elaborar y proponer al Gobierno un protocolo de seguridad para la reapertura de cines

"La crisis del COVID-19 es la tormenta perfecta pero se va a convertir en una oportunidad perfecta”, ha señalado Arturo Guillén en el webinar que Comscore ha organizado para la industria del cine y en el que se han reunido en torno a 250 profesionales. Además de remarcar la importancia de actuar de manera conjunta sin buscar ventajas competitivas, los representantes de la exhibición y la distribución coinciden en proponer al Gobierno un protocolo de seguridad para las salas y en que la reapertura debe hacerse a nivel nacional, no por regiones.



Iniciativas como estos webinars de Comscore son útiles, como ha dicho Arturo Guillén (vicepresidente senior y director general global de Comscore Movies), para “facilitar una conversación única que nos permita a todos ser más eficientes a la hora de salir de esta crisis. Lo que todos necesitamos es que la industria sea fuerte y se levante cuanto antes” (puedes consultar aquí nuestro reportaje sobre el de la semana pasada).

El sector vuelve a subrayar la imperiosa necesidad de ir juntos de la mano y actuar como un sector unido sin intereses individuales, ya que nunca antes se había enfrentado a un problema de esta envergadura.

“Esta industria ha tenido amenazas directas e indirectas a lo largo de la historia y siempre las ha superado. Es la primera vez que todas se juntan en todo el mundo a la vez y al mismo tiempo. Es la tormenta perfecta pero que se va a convertir en una oportunidad perfecta”, ha comentado Guillén.

¿Por qué? Por un lado, hay un problema principal de aislamiento pero “vamos a querer sustituirla para vivir de una manera más social y compartiendo el entretenimiento”. Respecto a la cuestión económica, “el cine genera un entretenimiento asequible y siempre se ha demostrado que en momentos de crisis, es el que mejor funciona”.

Guillén también se ha referido a los “agoreros” que predicen la muerte de las salas en beneficio de las plataformas VOD: “Los streamers tienen un problema bastante grande porque sus consumidores no pagan más por consumo adicional. Si en unas semanas se ven todo el contenido que les interesa del catálogo de estas empresas, los streamers tienen un problema gravísimo”.

Tras el sufrimiento, ha remarcado el representante de Comscore, nos espera “una época dorada del cine”. La cuestión es “cómo llegamos hasta ahí y la pregunta del millón es cuándo”. Guillén es optimista pero se basa también en el hecho de que los grandes estudios están hablando de estrenos de blockbusters para julio.
Por eso y porque el cine sigue siendo un ocio preferente para los ciudadanos. “Este año los datos así lo demostraban hasta que llegó la pandemia. Todos los países estaban por encima del año pasado, exceptuando México y Francia porque los productos locales no estaban funcionando como debían, y China porque ya estaba sufriendo la pandemia en enero”, ha expuesto Guillén.

Las cifras estaban situándose muy por encima del año pasado, que ya marcó la mayor recaudación de la historia, con 42.500 millones de dólares. “Si no hubiera pasado esta pandemia, todos tendríamos que ser tremendamente positivos en cuanto a la salud de esta industria y sus opciones de cara al futuro”, ha añadido.
David Rodríguez (General Manager para España y Portugal en Comscore Movies) también ha arrojado luz a la situación: “No dudéis que la gente joven va a ir en masa a los eventos de verano que les interesen. Obviamente, todo se va a desarrollar de manera escalada pero dentro de lo malo, los meses de mayo y junio, si vemos los últimos cinco años, son los peores del año. Además, este año no va a haber eventos deportivos como Olimpiadas o Eurocopa, con lo que no van a perjudicar”.

Rodríguez también ha puesto el dedo en una inminente reapertura definitiva en China, donde el principal problema que tendrán es la falta de producto porque Hollywood ahora ejerce de tapón (aunque en China pueden lanzar Sonic: La película, por ejemplo, que no se estrenó allí todavía).

Álvaro Postigo (director general de MK2 España) ha participado en la sesión y ha subrayado que en lo que hay que trabajar es en cómo reabrir, ya que la fecha va a depender del Gobierno y no del sector.

Como todos los participantes, ha puesto el acento en la unidad de acción. “Solos no vamos a ningún lado. Ningún exhibidor debe pensar que alguien puede salir solo de esta situación. Sería un error gravísimo. No podemos pensar que hay que competir en esta situación. Debe ser una recuperación del sector en su conjunto. Si pienso en cómo tener una ventaja competitiva, me voy a equivocar. Haremos que todo el sector se arrastre en un círculo vicioso”, ha asegurado el representante de MK2.

El momento de la reapertura es uno de los grandes debates, según Postigo: “Para mí, el distanciamiento social es el gran enemigo. El problema no es tener en los cines un termómetro, una mascarilla o un gel. El problema es que se nos imponga un distanciamiento social dentro de las salas. Si tiene que estar cada uno a dos metros, cuando en nuestras casas estamos junto a nuestros familiares, para mí no tiene sentido. Yo creo que la limitación de aforo podría ser conveniente pero el distanciamiento social en una sala después de haber limitado el aforo y dentro de un mismo grupo creo que es innecesario”.



Los ponentes del webinar han coincidido en que se debería elaborar un protocolo entre todos los exhibidores y con el apoyo de toda la industria para que no compitan entre ellos y que haya una homologación del acceso a las salas.

Según el exhibidor, eso es lo primero que hay que hacer y “no hay que abrir por abrir”. Igualmente, cree que “no se deben hacer reaperturas por territorios” y que debe ser nacional.

Juan Salas, socio gerente de otro circuito de exhibición, pero en este caso de una empresa familiar como el Grupo Aficine, también ha tomado la palabra. “Las crisis que hemos pasando antes no son como esta. Por tanto, las soluciones que encontremos tendrán que ser novedosas”, ha empezado diciendo. También comparte la idea de ser la industria la que presente un protocolo de seguridad e higiene a Sanidad y Cultura para “que no nos obliguen ellos a cosas que pueden ser contraproducentes para nuestro negocio”.

Salas también se ha detenido en cuestiones económicas. Además de haber tenido que recurrir a ERTEs o a ayudas fiscales y financieras, ha recalcado que el Ayuntamiento de Palma ha implementado ayudas directas a cines de menos de 7 salas. “Hay que pedir a todos los estamentos públicos que nos ayuden a salir”, ha implorado.

Asimismo, también ha comentado que “no debemos entrar en una guerra de precios porque saldremos perjudicados todos”. En ese sentido, Postigo cree que ese no es un problema: “El problema es de seguridad, básicamente, y de producto. Y el producto vendrá cuando la situación y el mercado se estabilicen”.

El represente de Aficine también ha preguntado a los distribuidores si puede producirse un atasco para el doblaje, a lo que David Alfaras, CEO de Alfa Pictures, ha respondido que puede haber algo de atasco pero, según conversaciones con los estudios de doblaje, “ya tienen cosas preparadas y esta semana han empezado a hacer doblajes” por lo que “casi todo va a estar a tiempo”.

El punto de vista de la distribución también es determinante. Jaime Pérez (responsable de ventas de Paramount Pictures Spain) ha declarado que deben ir juntos porque “lo que pase en la exhibición arrastrará a la distribución y viceversa”. En su caso, dependen mucho también de la situación en Estados Unidos. “Somos un estudio americano y todas las películas que estaban en fase de postproducción o de rodaje se han visto afectadas y eso va a afectar a las fechas de rodaje”, ha manifestado.

Pero algunas sí están terminadas y ya están colocando fechas para que el verano sea el pistoletazo de salida para la recuperación. La película de Bob Esponja, previamente con estreno para junio, irá a principios de agosto y Un lugar tranquilo 2 se lanzará en septiembre. La película probablemente más relevante del año para ellos, Top Gun: Maverick (prevista antes para julio), sí que va a sufrir un retraso destacable ya que le quedan aún meses de trabajo y, según Pérez, “tiene que acabarse como tiene que ser y estrenada de la mejor manera posible”.

“Hay dos pilares básicos, dos escollos que tenemos que salvar. Uno es la seguridad en los cines. Hay que mandar un mensaje al cliente de que el cine es un lugar en el que se están tomando todas las medidas necesarias. Pero también que van a tener un montón de contenido disponible que no es lo que han estado viendo en estos días en las plataformas. Es algo nuevo que sólo van a poder disfrutar en cine”, ha expresado el representante de Paramount.

En las preguntas del webinar se aludía al VPF (Virtual Print Fee). “Es un tema del que habrá que hablar, aunque no sea el más prioritario. Creo que los distribuidores deben asumir la reducción de aforo de las salas. El ingreso por sala va a ser menor para todos. Hay que involucrar también a los integradores para ver cómo se puede ajustar”, ha mencionado Pérez.

David Alfaras, como representante de los distribuidores independientes, ha apuntado que ellos han fechado películas para finales de julio y esperan poder estrenar películas también en agosto.

“Pero vamos a ver si esto no se va retrasando”, ha reconocido, aludiendo a un artículo en el que se dice que el F.C. Barcelona se plantea la posibilidad de que hasta febrero de 2021 no juegue con público. “Si esta información es veraz, yo no sé cuántas empresas independientes podrían aguantar sin poder estrenar”, ha asegurado.

Su situación en el mercado es también algo diferente a las majors. “Nosotros tenemos un target que va al grupo de personas que está más afectado por el coronavirus, es decir, espectador adulto de cines del centro de las ciudades”, ha expuesto.

Lucía Martínez (directora de ventas de eOne Films Spain) también ha sido de las que más ha abogado por el hecho de que hay que facilitarle las cosas al Gobierno y marcarle las líneas de cómo cree el mundo de la exhibición que hay que volver a abrir.

“Habría que buscar un interlocutor del Gobierno para hacerle llegar nuestras inquietudes y facilitarles la vida en cuanto a la forma de abrir, Está claro que no se va a poder masificar las salas de cine pero sería conveniente que nosotros fijemos unas líneas”, ha incidido, redundando también en la idea de que hay que pensar como “negocio global” y ofrecer medidas homogéneas.
Martínez ha introducido un matiz importante, que es la comunicación y la implicación de las televisiones. “Es muy importante la comunicación y que la gente se entere de que las películas vuelven a estar en donde tienen que verse, en los cines. Las cadenas de televisión deberían acompañarnos. Deberían apoyar a la hora de comunicar que las salas vuelven a abrir para llegar a la gente”, ha insistido.
 
En definitiva, los panelistas del webinar han difundido un mensaje positivo y de unidad a la hora de afrontar este reto sin precedentes para la industria.

Fte: Cine y Tele

8madrid TV  es el primer canal de cine español en la Comunidad de Madrid

8madrid TV en Redes Sociales